Elaborado de manera artesana, con el sabor característico del típico turrón blando. Recomendado para tomarlo muy frío. Ideal para la sobremesa tanto para combinar con algún dulce o con el postre.